Estableciendo objetivos


Seguramente muchos de vosotros habéis oído algo sobre trabajar "por objetivos". En un principio esta idea parece propia del mundo empresarial, y es fácil que la vinculemos con el cobro de comisiones al cumplir ciertas metas que la empresa impone a los trabajadores.


Este método de trabajo puede parecernos frío y ajeno al mundo de la música, sin embargo es muy efectivo. Funcionar por objetivos ofrece múltiples ventajas de las que podemos sacar partido a la hora de planear nuestras sesiones de práctica. Si dispones de tiempo limitado (y casi siempre es así) y realmente quieres mejorar, no hay nada mejor que establecerte unas metas y perseguirlas.

Seamos sinceros, ¿cuántas veces nos hemos sorprendido en el local de ensayo, estudiando de manera improvisada, tocando una y otra vez aquello que sabemos que nos sale bien? Sin duda este tipo de actitud es buena para nuestra autoestima, puesto que insistimos en los aspectos de la interpretación que dominamos, haciéndonos sentir como grandes instrumentistas. Sin embargo, la realidad es que comportándonos así no favorecemos nuestro desarrollo musical; por el contrario estamos contribuyendo a nuestro estancamiento.



Para sacar un auténtico rendimiento de nuestras sesiones de práctica debemos establecer unos objetivos claros, que actuarán como un faro, una guía que nos conduce por un camino productivo, evitando la mayoría de las distracciones y manteniendo nuestro foco de atención a lo largo del tiempo. Es más, conforme vayamos cumpliendo nuestras metas, este método de trabajo supondrá una gran fuente de motivación.

Una hoja de ruta

Como he dicho, cuando nos planteamos unos objetivos estamos trazando una hoja de ruta hacia aquellos aspectos de nuestra interpretación que queremos mejorar. El establecimiento de distintas metas es uno de los aspectos más importantes de un buen plan de estudios. Mediante ellas reforzamos nuestros puntos débiles, y sacamos todo el partido a nuestro tiempo de práctica. Sin embargo, "esta hoja de ruta" debe seguir una pautas para estar bien trazada, pues de lo contrario corremos el riesgo de que nos lleve por un camino equivocado. Hay unas pautas que debemos seguir a la hora de establecer metas.

Conócete a ti mismo

En primer lugar debemos saber de dónde partimos. Para ello tomaremos nota de los aspectos que consideremos que son nuestros puntos fuertes a la hora de tocar, y de los puntos débiles que queremos mejorar. Estos últimos deben servirnos como guía para establecer los objetivos de nuestro plan de estudios. Podemos ayudarnos de una libreta o del ordenador. Es importante en cualquier caso registrar estos puntos fuertes y débiles, para poder volver a ellos cuando lo necesitemos.

Sé realista

No hay nada peor cuando estamos estableciendo objetivos que ponernos metas irrealizables. Debemos saber en qué punto nos encontramos, y qué posibilidades tenemos. Esto es especialmente importante en los objetivos a corto plazo, que comento más adelante.

Concreta

Los objetivos deben ser concretos y comprobables. De poco nos servirá ponernos la meta de "ser el mejor batería" o "ser muy rápido". Tampoco nos dice mucho pretender "mejorar nuestra técnica de manos". Sin embargo, es mucho más práctico pensar en algo como "ser capaz de tocar ritmos y fills con la técnica de talón-punta (heel-toe)", o "tocar todas las inversiones de los paradiddles a 160 bpms sin acentuar"; o "aprender todos los rudimentos". Estos últimos son objetivos concretos y fáciles de comprobar, que por sí mismos nos plantean una manera de trabajar.

Trabaja en el tiempo

A la hora de establecer metas, piensa en dividirlas entre aquellas que lograrás a corto plazo, las que te llevarán algo más de tiempo, y las que requerirán un plazo largo para poder realizarse.

Las primeras deberían poder cumplirse en unas pocas semanas o un mes, más o menos. Pueden estar relacionadas con problemas concretos a los que te estás enfrentando (en la preparación de un repertorio, por ejemplo, o con alguna técnica que se te atraviesa).

Las metas a medio plazo llevarán algunos meses en poder realizarse. Tienen que ver con mejoras más genéricas en nuestra manera de tocar. Suponen cambios y evoluciones conceptuales más importantes. Por ejemplo, pueden consistir en transcribir, analizar y asimilar el estilo de un batería concreto, o en aprender y dominar muchos ejercicios (como aprender todos los rudimentos y moverlos por la batería).

Finalmente las metas a largo plazo llevan uno o varios años para poder realizarse. Requieren cambios y mejoras conceptuales, técnicos y mentales. Pueden incluir metas profesionales, como "alcanzar un nivel profesional", "poder improvisar con fluidez en distintas métricas manteniendo un ostinato", "dominar varios estilos cubanos"...

Mantén tu focalización

Una vez tienes tus metas establecidas, debes ser capaz de mantener tu focalización y dirigir tus sesiones de práctica a lograr tus objetivos. Por supuesto, puedes ir modificando tus metas conforme lo requiera la situación, aunque no deberías cambiarlas muy a menudo, pues perderían su sentido. Las metas a corto plazo son importantes porque, además de los beneficios obvios, nos proporcionan una fuente de motivación conforme vamos realizándolas.

Actualiza tus metas

Conforme vayas cumpliendo tus objetivos, deberás ir proponiéndote otros. Reevalúa tu manera de tocar, busca puntos débiles e incide sobre ellos. No descuides tus fortalezas, pero no les dediques mucho tiempo, puesto que lo que realmente necesita atención son tus flaquezas.

Para finalizar

Estas son unas ideas que pueden ayudarte a la hora de empezar a trabajar por objetivos. Te invito a que lo intentes durante un tiempo, y comentes qué tal te ha ido, o qué te parece esta forma de enfocar tus sesiones de estudio. Si quieres más información al respecto, te invito a que me consultes, o visites algunas webs amigas como www.josuerviti.com, la página de un batería navarro muy didáctico y que emplea este método. En su web tiene un artículo relacionado.

Un saludo, y buena práctica.

Imagen tomada de Max Pixel. Licencia Creative Commons Zero - CC0

Siguiente
« Prev Post

2 comentarios

Click here for comentarios
borja
admin
15 de noviembre de 2012, 1:42 ×

Muy interesante el articulo. Siempre procuro trabajar con objetivos. Es la única manera de evolucionar. Por cierto, yo tambien consulto habitualmente la web de josu erviti. Si te apetece pasa por mi blog, www.massbateria.com

Reply
avatar
rodriwebnet
admin
15 de noviembre de 2012, 2:22 ×

Gracias Borja. La verdad es que me alegro de escuchar que estás de acuerdo con el artículo. Cuando te acostumbras a estudiar de esta manera, es difícil plantearse otra manera de hacerlo.

He pasado por tu blog, y me ha gustado mucho. Me encanta tu visión del mundo de la batería.

Ah, y a Josu tengo el placer de conocerlo personalmente. Es un tipo estupendo y muy agradable. Al final todos acabamos pasando por su web :)

¡Un saludo!

Reply
avatar
Thanks for your comment